Home > Gestión del Talento, RRHH Blog > Fuga de cerebros

Fuga de cerebros

En uno de los tantos documentos programáticos generados por los burócratas internacionales, en este caso de la CEPAL, se habla que a comienzos del decenio de 1990, unos 300 000 profesionales y técnicos latinoamericanos – alrededor de un 3% de su disponibilidad en la región- residían en países distintos del de su nacimiento.

La gran mayoría se concentraba en los Estados Unidos. En el país del Norte más de un 12% de las personas con diplomas en ciencia e ingeniería es extranjero, en su mayoría procedentes de países pobres como los nuestros.

Siempre he creido que si los Estados Unidos abriera las puertas totalmente a la migración, no quedaríamos ningún habitante en los país de Latinoamérica, a excepción de algunos empleados de gobierno. Sería como un gran estampida de búfalos en una pradera, corriendo locamente para conseguir llegar a Nueva York, que es actualmente la meca del mundo.

Todo esto viene a colación por que me tocó ver, en la casa de uno de mis hijos que reside en los Estados Unidos, llegar en un carro del año a la Sra. María que viene semanalmente, por 4 horas, a hacerse cargo del aseo de la casa. La Sra. María es una autóctona Maya-Quiché, que llegó de Guatemala hace 8 años, hablando muy poco castellano y sin saber una palabra de inglés. Bajita de estatura y de rápidas reacciones cobra $50.00 dólares por sus cuatro exactas horas de labor, aseando casas y oficinas. Gana un promedio de $4,000.00 (cuatro mil dólares) mensuales. Salario que muy pocos ejecutivos ganan en cualquiera de nuestros países.

La emigración de recursos humanos sigue siendo de discusiones, sin que se haga nada al respecto. Todo lo contrario, no convine hacer nada. Muchos países como México y los de Centroamérica, reciben enormes sumas de dólares mensualmente, que envían a sus familiares emigrantes. En muchos casos llega a ser la principal fuente de divisas del país. Mas bien es conveniente que muchos más emigren, porque disminuyen el desempleo y general divisas.

Los Estados Unidos otorgan un mínimo de 65 000 visas anuales (con una permanencia de hasta tres años) para profesionales. El sistema de preferencias de la legislación estadounidense admite un máximo anual de 140,000 personas con calificaciones especiales.

Las empresas y particulares estadounidenses ven con buenos ojos a los que llegan a trabajar en ese país. Bill Gates haciendo referencia a la reducción de visas de trabajadores calificados, que dijo que si querían impedir que las empresas como Microsoft se quedaran en los Estados Unidos, tal medida era “cool”.

Y este fenómeno no es nada nuevo o producto de la globalización o del imperialismo, como dicen algunos demagogos para perpetuarse en el poder. Siempre, desde los primeros tiempos en que se formaron grupos humanos, los menos favorecidos llegaron a hacer chozas cerca de donde estaba el dinero y la riqueza. La emigraciones de los pueblos pobres e incultos a Babilonia o Egipto se debieron a ello. En la Grecia y la Roma clásicas sucedió un fenómeno igual. Luego, esto sucedió tal cual en las épocas de esplendor de Austria y de Alemania. En la era moderna sucede con los Estados Unidos en gran escala.

No solo ahí sucede este fenómeno. Alemania, España, Francia enfrentan situaciones similares con emigrantes procedentes de África, Medio Oriente y Norte de Europa.

En menor escala sucede en otros focos menores de progreso, como es el caso de Chile donde los peruanos buscan mejores condiciones de vida. O en Costa Rica donde miles de nicaragüenses van tras mejores oportunidades de sobrevivir con sus familias. Los colombianos que emigran de su país, buscando tranquilidad u oportunidades, también son muchos.

Las crecientes oportunidades en el exterior son claras y transparentes para los habitantes de los países pobres, frente a la total incapacidad de sus gobernantes de darles mejores posibilidades de vida.

Jorge E. Pereira -

Advertisements
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: