Verdades

Lo cierto es que he decido hacer una inversión más en mi vida, al hacer estos estudios, una inversión que con plena seguridad se va a ver traducida en beneficios para mi, para mi familia y para todos los que me rodean entre los que cuento amigos, estudiantes y colegas entre otros, con los que voy a poder compartir los conocimientos adquiridos y las experiencias que con plena seguridad serán enriquecedoras en mi formación profesional.

Me parece de mucha importancia tener la oportunidad en el primer módulo de esta Maestría poder hacer un informe relacionado con los documentos iniciales de la sesión los cuales apuntan muy específicamente a los conceptos y opiniones que voy a expresar con este artículo; donde trato de dar una visión más de preparación lógica que de conceptualización académica, afirmando en decir por ejemplo, que inversiones realizamos muy a menudo, y no solamente al utilizar este término, hacemos referencia a la destinación de recursos económicos con el objeto de poder recibir un retorno a cambio que según las tendencias normales de la economía y las finanzas, debe ser superiores a lo que originalmente se depositó; pues invertimos cuando criamos y educamos a los hijos, invertimos cuando cultivamos una relación amorosa con nuestra pareja, invertimos cuando hacemos buenos amigos, invertimos cuando efectuamos bien nuestro trabajo; invertimos cuando estudiamos; debido a que de estas inversiones que no tienen que ver con el dinero siempre esperamos recibir unos beneficios que en cierta medida refleje los esfuerzos, apoyos, respaldos, reconocimientos y conocimientos y porque no decir sacrificios que se generan para poder integrar un escenario adecuado sobre una buena forma de vivir.

Esta pequeña introducción nos servirá para poder explicar el título de este artículo; debido a que siempre estamos escuchando y desde muy niños nos inculcan a decir siempre la verdad sobre todas las cosas; inclusive en asuntos religiosos; el hijo de Dios murió por la verdad. Que buen ejemplo que nos da la vida para seguir al pie de la letra esta conducta. Pero la esencia sobre esta realidad es otra; verdad es una palabra que involucra muchos aspectos, como sinceridad, lealtad, respeto, honestidad, y muchos más sinónimos que podrían componer este termino que en su totalidad enmarca la manera de sentirse satisfecho por una conducta excelente.

Verdad es en la que nos vemos sometidos día a día en el acontecer del mundo, las tragedias, las guerras, la violencia, la opresión; pero no tendría sentido utilizar esta oportunidad para expresar cosas que no por ser tan desagradables dejan de ser importantes; debido a que el mensaje que pretendo mostrar se orienta desde una óptica de formación y orientación. Desde esta perspectiva y siguiendo la tendencia verdad es entonces la que nos muestra el mercado empresarial y laboral que es donde muchos aspiran transitar por todo el tiempo de su verdadera existencia.

Al leer estos documentos correspondientes a la primera sesión me trajo el recuerdo de uno de mis artículos publicado en el diario de finanzas y negocios de circulación nacional PORTAFOLIO el pasado 2 de noviembre de 2001 el cual titula “Unos nacen otros se hacen” y que deseo traer para hacer una reflexión sobre estos temas. El artículo dice así: Desde muy temprana edad, cuando se empieza a tener el uso de la razón, las personas sueñan con destacarse en los diferentes campos que ofrece la vida, algunos quieren ser médicos, policías, bomberos, enfermeras, otros astronautas, inclusive imitar a grandes estrellas del deporte y la farándula. Esta es una perspectiva de lo que desea un niño ser, cuando llegue el momento de defenderse por si solo en la vida. Pero la realidad resulta ser totalmente diferente para muchos. En la medida que avanza el tiempo se van culminando etapas en nuestras vidas, entre ellas la de estudiantes, y nos vamos llenando de conocimientos y experiencias que van estructurando nuestra personalidad; aunque hay algunos que nacen con un futuro ya definido por las condiciones económicas favorables de sus familiares, hay otros que nacen y deben hacerse de acuerdo a sus capacidades y porque no, algo de suerte. Es esta la ocasión en la que las personas una vez culminan sus estudios escolares, dedican con esfuerzo y sacrificio a elegir que será de ellos en el futuro. Algunos deciden lo que estudian de acuerdo a lo que les gustaría ser, otros estudian lo que sus modos económicos le permiten, pues no pueden pagar el sostenimiento de una carrera en otra ciudad o en el exterior y peor aún no alcanzar a conseguir los medios que le permiten estudiar al menos una carrera profesional. Es este el momento en el que nos enfrentamos a la cruda realidad del destino en el contraste de lo que soñamos en el pasado y lo que realmente nos obliga las circunstancias a ser de nosotros. Pero una vez conseguimos el merito como profesionales al culminar los estudios superiores, el medio nos muestra que las Empresas son exigentes, las Universidades eligen personal competente; surgiendo de allí la necesidad de llevar a cabo el desarrollo de una especialización en alguna área de nuestra selección profesional. Estudios estos que implican una inversión de tiempo y buenas cantidades de dinero; pero todo enfocado a obtener excelentes resultados en el desempeño laboral. Esto es lo ideal, lo que en condiciones normales una persona espera obtener al sacrificarse cumpliendo con horarios exigentes, dejando a un lado a la familia y los compromisos del hogar por alcanzar una logró más en la vida la cual se pretende que traerá frutos y éxitos. De allí que hoy día una persona que cumple con sus estudios superiores puede decirse que se encuentra en la mitad de su perfil como profesional íntegro y selectivo; pues ya la pregunta que se hace para destacar el área en la que una persona se desempeña no es ¿que carrera estudió? sino ¿cual es su especialización?.

Muchos responden diciendo tengo como próxima meta hacer un postgrado en …, otros ya me voy a inscribir; pero finalmente la tendencia del interesado en ese profesional para ocupar cualquier cargo es: lo tendremos en cuenta y estaremos comunicándonos con usted. Es por ello que quiero hacerles un llamado a aquellas personas que hoy por hoy están culminando o ya han terminado con sus estudios superiores, a que hagan el esfuerzo y sacrificio para poder realizar una especialización en las áreas que más se distingan y de este modo se estarán añadiendo valor agregado a su calidad y capacidad personal y profesional. Lo anterior es un enfoque basado en proyecciones y metas trazadas por las personas; luego viene el superar una de las más difíciles tareas de un profesional y es conseguir empleo y someterse a una competencia agresiva para la obtención de cargos y buenas posiciones en empresas y sociedades. No obstante si se desea montar o crear una empresa, hará de esta persona alguien con mucho más espíritu emprendedor  y dinámico. Pero siempre y cuando se den los modos para el logro de este propósito, con capital propio o con el apoyo de instituciones estatales y gubernamentales que fomenten el llevar a cabo la creación y materialización de una idea o de un proyecto. Es ahora cuando se somete a evaluar la potencialidad, en demostrar que realmente se es capaz de crear, ocupar y de desempeñar posiciones que permitan distinguir e identificar a una persona en la sociedad.

Es una etapa que tiene sus tropiezos e impedimentos, ya que cuando observamos que el desempleo en nuestro País va en porcentajes tan elevados, nos alarmamos y nos preguntamos que será de esas personas que engruesan las filas de aspirantes a un cargo, y de todos esos profesionales algunos con varios títulos, otros con diferentes especializaciones; que no han podido alcanzar una posición para poder a desarrollar sus conocimientos. Pero además al momento de conseguir la oportunidad de trabajar, algunos deben someterse a las asignaciones de salarios establecidas por esas instituciones, que no representan el valor económico que esta persona cobra por su trabajo.

Por estas razones señores estudiantes y profesionales en potencia y en acto, no dejen de capacitarse, no dejen de actualizarse, las Universidades no le garantizan el futuro a nadie, es la persona la que se hace de acuerdo a su deseo de superación y a su visión como estrategas del destino, obtener lo que se propongan; trazarse metas es una excelente medida para alcanzar los propósitos en la vida; y como siempre he sostenido es mejor nacer y hacerse que nacer habiendo sido.

Este documento es el reflejo de lo que en cierta medida no solo es conocer por conocer, sino conocer lo que realmente nos gusta, además de tener la forma de poder conocer; así como recibimos parcialmente aspectos de conveniencia, enriquecer el valor de las empresas, los liderazgos heroicos, la mezquindad de las compañías y la seguridad ante las situaciones cambiantes del mercado son muestras fehacientes de que el mundo de los negocios es día a día más exigente, y demanda del medio profesionales competentes, pero no simplemente en ser ejecutores de ecuaciones económicas y fórmulas matemáticas y financieras que demuestran bajo sus postulados que los dígitos priman sobre todas las cosas y peor aún sobre las personas. Medir con cifras es interesante pero realmente ¿si se mide lo que se necesita?. Es este el momento para resaltar que esos profesionales que hoy demandan las empresas y las organizaciones no simplemente circulan en torno a las tendencias del mercado sino que visualizan en el ser humano la mejor forma de conseguir el éxito de las organizaciones. Es un profesional convencido de la importancia que tiene apoyar la ecuación con un equipo de trabajo sólido, satisfecho y que sea tratado con tal importancia como el ser y el sentir de sociedad empresarial.

De allí se desprende una gran verdad: las personas no son máquinas, ni cifras por ello no existe el factor que determine al ser humano, así que no nos gastemos midiendo cuanto vale el capital intelectual de una organización; o que capacidad de producción puede tener un funcionario en su cargo; porque lo que hoy puede ser el mejor de los negocios con una administración eficiente, mañana puede ser el peor de los proyectos con una tendencia explosiva de enriquecimiento y destructora del talento humano.

No nos esforcemos en medir a las personas, pues podremos tener acercamientos subjetivos además en conductas, comportamientos o actitudes ante ciertas circunstancias pero nunca con exactitud la representación real de un individuo bajo ningún aspecto; más bien invirtamos en hacer sentir a las personas como lo que son: la esencia de las empresas. De allí que una gran realidad es que las personan a pesar se valorarse nunca se podrán cuantificar.

Rodolfo Sosa Gómez – rodolfososa83arrobahotmail.com

Administrador de empresas, egresado de la Universidad Cooperativa de Colombia. Especialista en Gerencia financiera de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá. Estudios en finanzas y gerencia moderna

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: