Home > Gestión del Talento, RRHH Blog > Exceso de Yang

Exceso de Yang

Las mujeres son tema de canciones, poemas, y fuente de inspiración y romance; dan vida, la preservan y son la especie más bella del mundo. Pero también son víctimas de una civilización dominada por hombres y esto desgarra y afecta a la raza humana.

Puede sonar fatalista, y mucho depende si se es hombre o mujer.

Freud articuló su sesgo contra la mujer con su célebre pregunta ¿qué quieren las mujeres? Y las clasificó como propensas a la histeria y complicadas. Lo peor es que éste haya sido el pensamiento dominante moderno en la psicología respecto a la mujer.

Hace miles de años se tenía otra percepción de la mujer: era considerada sagrada por su capacidad de dar vida y Gaia, la Madre Tierra, era el origen de todas las cosas. Las mujeres eran veneradas y se les consideraba Dioses.

Un día, un científico descubrió que los hombres también ponían su granito de arena: el esperma era necesario. Y a partir de ahí empieza la percepción de un Dios masculino. Las religiones del mundo eventualmente coincidían: Cristo, Mahoma, Calvino, Budha; todos eran hombres.

Pero cuando hay exceso de algo siempre redunda en una carencia de algo más.

La energía Yang, asociada con el hombre, está relacionada con la fuerza, la dominación, el sol, lo activo, lo denso; mientras que la fuerza Ying, asociada a la mujer, está relacionada con el ceder, el flujo, la luna, lo pasivo, lo sutil.

Por el lado positivo el Yang genera invenciones, descubrimientos, movimiento y en ciertas dimensiones, progreso. Pero llevado al exceso genera violencia, contaminación, destrucción del medio ambiente, guerras, inseguridad.

¿Por qué los líderes del mundo y de las empresas tienen que ser hombres si ya no hay que combatir con Mamuts o dinosaurios?

Da la impresión que el diseño de la organización social está dirigido a someter a la mujer, a usarla, a controlarla.

Las mujeres de Afganistán bajo el régimen Talibán no podían estudiar, tenían que cubrirse el cuerpo y el rostro como si fueran fantasmas, no podían hablar, no podían argumentar, no podían tener vida.

En algunas ciudades de Marruecos, la práctica de intercambiar hijas o esposas por camellos sigue vigente.

En Ciudad Juárez, van casi 300 mujeres violadas y muertas, como si fuera deporte impune.

En Estados Unidos también se cuecen habas.

En un reciente torneo de golf patrocinado por Merril Lynch, donde participaban clientes importantes y profesionales del deporte, la silenciosa atmósfera se vió interrumpida por una avioneta que no cesó de pasar por arriba del Club con la leyenda: Merril Lynch discrimina a las mujeres.

Es interesante observar cómo desde recién casados, las parejas japonesas entienden perfectamente el rol de cada quién: el hombre camina dos o tres metros delante de la mujer, que parece seguirlo como perrito faldero a donde él decida ir.

Un maestro del Tuck School of Business, gordito y cincuentón, que se encontraba haciendo servicio social en Tailandia, era constantemente asediado por muchachas de catorce y quince años pidiéndole se las llevara a América, y que a cambio serían sus esclavas.

La violencia doméstica sobre la mujer arroja cifras confusas porque estos incidentes suelen no reportarse por temor a represalias o a “quedarse sin hombre”.

Una telenovela mexicana, que como la mayoría fomenta la autodestrucción y la abnegación sin sentido, mostraba a una mujer golpeada, que al preguntarle su hermano por qué no dejaba a ese marido abusivo, ésta contestaba en medio del llanto “porque lo amo, no lo entiendes, lo amo, no puedo dejarlo”.

También hay violencia no física contra la mujer cuando se le controla, se le somete o se le ignora.

La mujer a veces es copartícipe de esto y se entrega en cuerpo y alma a los hijos y al concepto de familia. Le da a todos menos a ella y al final acaba por terminar vacía, y los hijos aprenden de lo que ven, reforzando el círculo vicioso. Para colmo, este trabajo no es remunerado.

Algunas mujeres solucionan esto trabajando y así tienen una doble carga: cumplir en la empresa y cumplir en el hogar. Puede sonar pesado, pero estudios confirman que este tipo de mujeres tienen índices menores de depresión y ansiedad.

Las mujeres, poco a poco empiezan a adueñarse de las Universidades y en muchos casos rebasan el 50% de la población estudiantil. En el futuro habrá más médicos mujeres que hombres.

Aunque en el trabajo la mujer suele ganar menos que los hombres de su mismo nivel (incluso en países avanzados como Estados Unidos y Alemania), cada vez es más común ver ejecutivas en puestos directivos.

La mujer ha demostrado estadísticamente que es más leal a su empresa y a su jefe.

En el ambiente corporativo, donde hacer política es tan importante como hacer bien el trabajo, hay estudios que demuestran que la mujer dice más la verdad que los hombres; así es que si quieren saber realmente qué está pasando, mejor pregúntenle a una mujer.

El mundo de Internet, que está al centro de todo, se dice que es una industria hecha para la mujer porque la experiencia de navegación de use and feel, la personalización y la interactividad, son actividades más propicias para ellas.

Un mundo requiere de balance.

Es inconcebible que el poder se centre en hombres maduros con backgrounds similares. Un Gobierno exclusivamente compuesto por economistas es un gobierno temible.

Se requieren, adicionalmente, de músicos y músicas, educadores y educadoras, escritores y escritoras, filósofos y filósofas.

Si seguimos cayendo en exceso de Yang vamos a acabar con el mundo. Si no es por una guerra nuclear, o química, podría ser por la mera descomposición en aras de un progreso mal definido.

Necesitamos de la fuerza Ying para no caer en los excesos del Yang.

Horacio Marchand – horacioarrobahoraciomarchand.com

MBA (Universidad de Texas en Austin, 1991), Lic. Administración de Empresas (ITESM, Campus Monterrey, 1980)

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: