Home > Formación y Capacitación del talento humano, RRHH Blog > Una renovación en el proceso de enseñanza y aprendizaje

Una renovación en el proceso de enseñanza y aprendizaje

La educación experimenta, desde hace varios años, una renovación en el proceso de enseñanza – aprendizaje que las diferentes instituciones educativas han asumido de distinta manera y a diferente ritmo.

En la actualidad, las nuevas tecnologías “invaden” la actividad humana, de modo tal que se introducen cambios significativos en la sociedad actual.

La educación superior no es ajena a esta renovación metodológica en la que el profesor ha dejado de ser el eje de la enseñanza en el aula y ahora el alumno ocupa el centro de la actividad bajo un modelo de aprendizaje independiente, que el docente promueve auxiliándose de recursos como las tecnologías de la información y la comunicación.

Se debe aprovechar todas estas posibilidades para cumplir los propósitos formativos que están asociados a la preparación profesional y a la formación de competencias para integrarse positivamente a la denominada sociedad del conocimiento, en la que el aprendizaje se prolonga durante toda la vida.

Las instituciones educativas enfrentan esta realidad, pero no siempre cuentan con los recursos necesarios para promover la preparación de los estudiantes con una visión que desplaza la tradicional enseñanza en la que el profesor es la figura principal; moviéndose en un espacio mucho más amplio como puede ser el aula, el laboratorio y otro entorno laboral.

Es necesario conocer las capacidades y deficiencias de los estudiantes y ofrecerles alternativas de trabajo para que cada uno encuentre la que mejor responda a sus habilidades e intereses.

Las nuevas tecnologías constituyen un excelente recurso didáctico a utilizar para aprovechar las posibilidades que ofrecen en las distintas áreas y niveles educativos, para incidir de forma positiva y dinámica en el proceso de enseñanza aprendizaje, y para motivar al alumno a desarrollar su aprendizaje de forma independiente y activa.

Una renovación en el proceso de enseñanza – aprendizaje

El proceso de enseñanza aprendizaje (PEA) es considerado por muchos docentes, en la actualidad, como poco productivo, mecánico y repetitivo, en el que el alumno se esfuerza poco, y la formación de valores, la adquisición de normas de comportamiento y de métodos de aprendizaje, puede verse afectada de forma negativa.

Este debe ser un proceso activo, estrechamente vinculado con la vida, con el entorno en el que se mueven los estudiantes, desarrollador de la inteligencia, formador de cualidades y valores positivos de la personalidad, y del autoaprendizaje.

El proceso de enseñanza aprendizaje (PEA) está necesitado de una renovación con el objetivo de lograr un proceso de interacción dinámica de los sujetos con el objeto de aprendizaje y de los sujetos entre sí, capaz de integrar acciones dirigidas a la instrucción, al desarrollo y a la educación del estudiante.

Por eso se hace necesario:

Es por todo lo anteriormente analizado que la educación experimenta una renovación del proceso de enseñanza- aprendizaje.

La educación superior no es ajena a esta renovación metodológica en la que el docente ha dejado de ser el centro de la enseñanza en el aula y el alumno es el encargado de su actividad bajo un modelo de aprendizaje independiente que el docente debe promover a través de su participación como conductor, auxiliándose de los recursos a su alcance, entre ellos las tecnologías de información y comunicación.

Inmersa en una sociedad penetrada por la tecnología se debe aprovechar esta presencia para cumplir los propósitos formativos que ahora están asociados a la preparación profesional y a la formación de competencias para integrarse positivamente a la denominada sociedad del conocimiento, en la que la fase de aprendizaje se prolonga a la vida en su total dimensión.

Ya desde marzo de 1962, Ernesto Che Guevara planteaba: “El mundo camina hacia la era electrónica…Todo indica que esta ciencia se constituirá en algo así como una medida del desarrollo; quien la domine será un país de vanguardia. Vamos a volcar nuestros esfuerzos en este sentido con audacia revolucionaria”.

La Revolución siempre ha situado a la Educación en el primer plano de sus históricas tareas y hoy es ampliamente reconocido su trascendental progreso cualitativo y cuantitativo en esta esfera. Solo un país como el nuestro es capaz de tratar de resolver exitosamente el problema de llevar la enseñanza y la educación a todo el pueblo y fijar definitivamente este derecho para las futuras generaciones.

Las instituciones educativas enfrentan esta realidad, pero no siempre cuentan con los recursos necesarios para promover la preparación de los estudiantes con una visión ya alejada de la enseñanza tradicional cuya figura principal es el docente y el espacio idóneo el aula o, en el mejor de los casos, el laboratorio.

Atendiendo a las capacidades y deficiencias de los estudiantes se les puede ofrecer alternativas de trabajo para que cada uno encuentre la que mejor responda a sus habilidades e intereses.

En la actualidad, las nuevas tecnologías “invaden” la actividad humana, de modo tal que se introducen cambios significativos en la sociedad actual. Están influyendo en las organizaciones educativas con el aumento de información y con nuevos sistemas de enseñanza que suponen profundos cambios.

Una de sus principales influencias es la posibilidad de superar y romper las barreras espacio y tiempo, al permitir que profesores y alumnos puedan encontrarse en lugares y tiempos diferentes lo que permite la ampliación de los intercambios de experiencias, así como el perfeccionamiento del seguimiento y control de los estudiantes.

Al valorar la incorporación de las nuevas tecnologías en los procesos educativos, debe tenerse presente que su integración al proceso de enseñanza aprendizaje no es una tarea simple. Esto implica un análisis riguroso de los objetivos, una comprensión real del potencial de las tecnologías, una consideración de su efectividad y las perspectivas en la dinámica de los cambios que ocurren en la institución.

La utilización de la computación en la enseñanza, en las investigaciones científicas y en la gestión docente ha constituido un objetivo priorizado de la Política Nacional Informática desde los primeros años de la Revolución.

En nuestro país se pueden destacar resultados positivos en el uso de las nuevas tecnologías, entre los cuales se puede señalar:

• Todas las carreras universitarias han introducido la enseñanza de la Informática a partir de las necesidades del modelo del profesional, así como se utiliza por diferentes disciplinas y asignaturas en aras de un perfeccionamiento del proceso de enseñanza- aprendizaje.

• Los planes de estudio de la Educación Media y Media Superior también han sufrido cambios que han permitido que con diferentes objetivos y métodos el estudio de esta disciplina.

• La creación de una red nacional de Joven Club de Computación con objetivos recreativos y cognoscitivos para el aprendizaje de la Informática en los jóvenes y en la familia cubana de forma general.

• El estado ha invertido grandes sumas de divisas en la adquisición de equipos para lograr el cumplimiento de los planes nacionales en los diferentes niveles de la enseñanza.

• La estructura de un sistema de superación posgraduada a partir de diferentes vías para garantizar el nivel profesional de los encargados de desarrollar este proceso.

•  El logro en nuestros principales centros de la conexión a Internet así como universalizar el uso de las nuevas tecnologías de avanzadas.

Teniendo en cuenta todos estos avances los autores de este trabajo proponen el uso de estas tecnologías de la Informática en el diseño curricular de la asignatura Redacción y Estilo II, en la Sede Universitaria de Santa, en la carrera Comunicación Social, lo que permitirá enriquecer y fortalecer el trabajo de los profesores de la asignatura, y el estudio independiente de los estudiantes, respondiendo a las exigencias actuales en el campo de la educación: la formación de un profesional competente.

El proceso de aprendizaje (PEA) debe estar dirigido a que el alumnado interaccione y sepa expresarse en diferentes lenguajes de naturaleza sonora y audiovisual. Un proceso de enseñanza multimediado, que combine variadas formas de representación del conocimiento a través del uso de distintas modalidades, enriquecerá las posibilidades expresivas y comunicativas de nuestros alumnos a la vez que incrementará su desarrollo cognitivo, sensoriomotriz y afectivo.

Aprender con medios es fundamentalmente una actividad individual que se produce en un contexto determinado. La obtención de conocimiento a través de un material es un proceso en el que intervienen múltiples factores de diversa naturaleza (cognitivos, aptitudinales, organizativos, entre otros).

Estas constituyen un excelente recurso didáctico a utilizar para aprovechar las posibilidades que ofrecen en las distintas áreas y niveles educativos.

Entre las habilidades y competencias que se pueden desarrollar con su uso se encuentran: la búsqueda y selección de información, el análisis crítico y la resolución de problemas, el trabajo en equipo, la capacidad de autoaprendizaje y la adaptación al cambio o la iniciativa, la perseverancia y la autoevaluación.

Al introducir las nuevas tecnologías en la enseñanza se deben producir cambios en las categorías principales del sistema didáctico, objetivos-contenidos – métodos y cómo los medios se integran al sistema didáctico con lo que resulta un sistema más complejo: objetivos-contenidos-métodos-medios a lo que se suma la necesidad de cambios en la forma de evaluación y de la organización del proceso.

El uso de la computadora resulta un excelente medio de aprendizaje, ya que puede presentarse al alumno materiales provenientes de diferentes fuentes: textos, gráficos, audio, vídeo, animaciones, simulaciones, fotografías, esquemas y mapas conceptuales. Este entorno garantiza el paso de la “contemplación viva al pensamiento abstracto” donde el alumno adquiere un rol protagónico pues tiene la oportunidad de seleccionar la parte del material con la que desea interactuar y donde al final puede recibir un reporte exhaustivo de su actuación con el programa.

La inclusión de las nuevas tecnologías en el sistema educativo se debe a su importancia en la vida diaria, tanto profesional como social, por ello los alumnos deben conocer el manejo de los ordenadores y de otros recursos informáticos básicos.

Una enseñanza más flexible

Este modelo que es la universalización, debe conducir a una formación donde exista una parte significativa de autoinstrucción; en ello los soportes tecnológicos juegan un rol fundamental, para conseguir personas creativas, adaptables, emprendedoras, interdisciplinares y que colaboren a resolver los problemas que se presentan.

Es un modelo flexible porque enfrenta diversas situaciones laborales, particularidades territoriales y ritmos individuales de aprovechamiento académico. Es estructurado porque favorece la organización y desarrollo del aprendizaje centrado en el estudiante para fortalecer su responsabilidad y el carácter activo en su propio proceso de formación. Centrado en su proceso de aprendizaje, potenciando una concepción de autoeducación apoyada en estrategias de aprendizaje y combinando la actividad independiente del estudiante con estrategias de trabajo colabora.

El uso de estos medios en los procesos de enseñanza-aprendizaje no está dado porque sea lo que está de moda, sino porque realmente añaden un valor significativo a dicho proceso.

La expresión escrita, la expresión oral y la informática

La asignatura Redacción y Estilo II puede apoyarse en las nuevas tecnologías para motivar a los estudiantes a ejercitar aspectos que le son medulares en el uso adecuado de la lengua materna a través de una serie de actividades que le permitan saber cómo va su aprendizaje, cuáles son sus debilidades, enriquecer el vocabulario acorde al perfil profesional; usar las estructuras de la lengua para expresar su pensamiento con claridad, coherencia y fluidez, con suficiencia en las ideas; desarrollar la capacidad creadora en la producción de textos de modo tal que los egresados puedan servirse de la lengua materna para realizar análisis y valoraciones de acuerdo con nuestros principios ideológicos, éticos y estéticos, lo que garantizará la comunicación e intercambio de conocimientos, impresiones y experiencias en todas las esferas de la actividad social y en específico en su labor como comunicador social.

Resulta de gran significación hablar de la Lengua Materna en todos los niveles educacionales, con énfasis en cuatro grandes habilidades: leer, escuchar, hablar y escribir. Estos deben atenderse en todas las disciplinas pero de manera especial ejercitarse en las clases de la asignatura taller Redacción y Estilo II donde, según especialistas, existen insuficiencias que dañan la calidad del aprendizaje y sobre todo la habilidad de escribir.

En artículos referenciales se plantea cómo en la enseñanza-aprendizaje de la lengua, la palabra clave en uso o comunicación, con mayor intención va dirigida a que el estudiante pueda usar la lengua para comunicarse mejor, para interactuar lingüísticamente.

Su propósito es el mejoramiento de los desempeños de los usuarios en la interacción con los otros, y no es solo la eficacia de un sujeto para comunicar su pensamiento y responsable de su enunciación, sino también como el de la identificación de la lengua como constituyente del propio sujeto.

Sus objetivos generales están proyectados a desarrollar en nuestros estudiantes hábitos y habilidades en el uso de la lengua oral y escrita que propicien asumir, de modo creador e independiente, ulteriores exigencias académicas y profesionales. Es una asignatura taller y como su nombre lo indica en ella se deben ejercitar una serie de conocimientos ya aprendidos por los estudiantes de forma práctica y dinámica.

Como es evidente, se requiere que el docente acuda a buscar alternativas novedosas que garanticen responder a las particularidades individuales y colectivas, así como a los empeños del Ministerio de Educación, a modo de lograr a calidad del Proceso de Enseñanza Aprendizaje y mucho mas, cuando se trata del trabajo con el medio más efectivo de un comunicador: el lenguaje.

Al profesor de esta asignatura le corresponde jugar un rol primordial para encauzar el desarrollo de estas habilidades de la lengua, y sobre todo con la producción de textos, que es el componente que mayores afectaciones presenta.

La producción de textos es una forma de expresión por lo que se hace necesario, para impulsar el acto de escribir, idear herramientas novedosas y prácticas, que contribuyan a que el estudiante se sienta apto, y pueda redactar teniendo en cuenta las exigencias técnicas y formales del texto.

Atendiendo a lo anteriormente analizado se pudo constatar que el uso de las nuevas tecnologías en esta asignatura es una vía, por demás novedosa, útil y práctica para entrar a resolver las necesidades que tienen los estudiantes relacionadas con la expresión oral y escrita, incluyendo lo relacionado con la ortografía; cuestiones estas que en el aula no se pueden atender de forma individual por la estructura curricular de la asignatura; pero que pueden ejercitarse con el uso de una herramienta informática que puede diseñarse de forma tal que el alumno ejercite, lea, conozca nuevos ámbitos culturales y literarios, desarrolle habilidades en la valoración, comentario y análisis de textos sugerentes que no aparecen en el programa y que serían de gran interés para ellos, permitiéndole esto comprobar y evaluar su propio aprendizaje.

Hemos tenido en cuenta al emplear estas nuevas tecnologías introducir en la multimedia el video, fotografías y textos que diversifican las fuentes de adquisición de información, añadiendo nuevas informaciones sobre un mismo tema que en la clase encuentro se hace muy difícil de tratar.

De esta manera el estudiante encontrará nuevos aspectos sobre el tema que estudia o las recomendaciones para buscarlas en otros sitios.

Posibilidades pedagógicas de la multimedia para la asignatura

Es necesario saber que nuestros estudiantes tienen características diferentes y se mueven en distintos entornos laborales por lo que se les hace, en ocasiones difícil y tedioso, desarrollar las actividades orientadas para su estudio independiente.

Un mismo multimedia ofrece la variante de ser tan útil para el estudiante aventajado como para el que no lo es. El primero podrá ir más rápido, indagar en otras fuentes de información y sentir la necesidad de aprender mas, mientras que el segundo no se sentirá inferior ni marginado, sino que busca la vía para seguir desarrollándose aunque más lentamente.

Tomando en cuenta lo anterior puede señalarse que los sistemas multimedia rompen con la pasividad en la apropiación de la información. La observación mecánica que implican los medios audiovisuales desaparece con el empleo de este sistema, al adquirir un carácter heurístico la búsqueda de la información.

Este medio libera al estudiante de la participación directa en la selección de la información en otras fuentes, por ello se combinan los materiales impresos y los medios audiovisuales. Con ello estamos además contribuyendo a ahorrar tiempo al trabajo del estudiante a distancia.

Otra posibilidad didáctica del medio que escogimos es la interactividad del estudiante con el sistema multimedia pero bajo el control de éste.

El estudiante puede manejar la información como lo desee; puede imprimirla, copiarla a otro archivo, modificarla, realizar búsquedas en otros sitios, organizar el ritmo de lectura, detener en el momento que desee su estudio y comenzar en el mismo sitio que lo dejó. La interactividad es sinónimo de calidad del sistema multimedia, pero por sí sola no garantiza la función de reforzar el mensaje.

La interactividad debe analizarse además como la posibilidad de conexión entre otras personas, lo que nos permite alejarnos del criterio del ordenador como medio que tiende al trabajo individual.

Los sistemas multimedia estimulan la creatividad de los estudiantes, pues no sólo reaccionan ante el multimedia expuesto sino que están en posibilidades de crear otros, o incorporar nuevas situaciones al que está analizando.

Incrementan las facilidades para la retroalimentación al permitir a los estudiantes encontrar las respuestas a sus preguntas, aunque es necesario declarar que la selección de las mismas, así como el grado de profundización y selección de las respuestas dependen de las tareas de programación que el equipo de realización determinó.

Es posible con este sistema que el estudiante que ha recibido una respuesta negativa pueda volver al punto en que se equivocó y allí encontrar nueva información con carácter redundante, rectificar la respuesta y enviarla al profesor.

Eliminan el carácter unidireccional de la información que caracterizan a los medios audiovisuales, al permitir la consulta con otras fuentes, otros estudiantes o con el profesor a distancia.

No es necesario esperar a que se vea todo el sistema para hacer la consulta, en el momento que el estudiante lo desee puede hacer la misma empleando las redes telemáticas.

Otra posibilidad viene dada por la complementariedad de los mensajes, los contenidos o las informaciones útiles al estudiante. No quiere decir que en el diseño del sistema multimedia un mismo mensaje se deba obligatoriamente dar mediante diferentes medios, sino todo lo contrario.

Es decir un medio de los que componen el sistema es encargado de trasmitir la información mediante su lenguaje, otro complementa la misma, mientras que un tercer medio acaba de dar la idea completa. Las cualidades integrativas del sistema y la simultaneidad de acciones posibles entre cada componente son las causas directas de la complementariedad de las informaciones.

Permiten el acceso a grandes volúmenes de información, la facilidad de disponer de información almacenada en otros sitios, lo que incrementa la capacidad de acceso, no solo al propio sistema sino a otros remotos.

La capacidad del sistema multimedia es variable, por lo que pueden ser empleados para tratar más de un asunto en un curso, o en varios.

Facilidad en su empleo, provocado por lo sencillo de los medios utilizados los que no requieren de locales especiales, condiciones específicas, horarios o habilidades muy específicas.

Un mismo sistema multimedia puede ser empleado por diferentes estudiantes y cada uno puede tener una clave de acceso al mismo material, lo que impide que sus ideas y respuestas sean borradas por otros estudiantes.
Integran a los restantes medios de enseñanza. Es justamente el sistema multimedia el encargado de integrar a todos los medios de enseñanza, tal y como lo hizo anteriormente el video.

La integración no significa que los medios puedan ser sustituidos por el multimedia, sino todo lo contrario, pues cada medio tiene sus propias características.

El cumplimiento del principio didáctico de la enseñanza audiovisual no implica en modo alguno que la cantidad de medios sea sinónimo de calidad en la enseñanza, pues esta se basa en la selección adecuada de los mismos.

Pero es indiscutible que los profesores y estudiantes deben utilizar una variedad de medios acorde con los métodos empleados en el proceso de adquisición del conocimiento (PEA) y los que a su vez requieren algunos recursos para su visualización.

Los materiales integrados a esta multimedia están relacionados con nuestro ámbito nacional, ya que se hace necesario que el alumno conozca obras, escritores, textos relacionados con la historia de nuestro pueblo, textos que despiertan la curiosidad, actividades remediales para trabajar con la ortografía, componente de la lengua materna que se ve tan afectado en la actualidad y que repercute en los resultados de nuestros estudiantes; actividades que propicien la creación de textos originales, en resumen acciones que despiertan el interés, motivan, desarrollan habilidades comunicativas tan importantes en el desempeño futuro de estos estudiantes.

También se han integrado a ella la guía de estudio, las que se hayan en déficit en los almacenes, las guías formativas para el estudio independiente, materiales complementarios de trabajo, textos martianos, entre otros.

Conclusiones

El estudiante universitario debe asumir una conducta participativa, responsable, investigadora, reflexiva, crítica, autónoma, transformadora de su realidad, comprometida con la sociedad y conciente de que él es partícipe de su educación, por lo que debe dedicar tiempo al estudio y trabajo independiente y a la búsqueda de nuevas realidades.

Si hoy somos capaces de mirar hacia atrás nos podríamos dar cuenta de que la obra que se ha logrado por la humanidad ha sido producto de la inteligencia, la creatividad y la voluntad del hombre.

No es posible desconocer, en los albores del nuevo siglo, que ese potencial no puede dejarse al azar y en nuestra consideración tenemos que lograr ese potencial humano en aras de elevar el desarrollo de la humanidad con las exigencias tecnológicas, sociales y económicas que este tiempo nos depara.

Aprender es un proceso sistemático y permanente que comienza y termina junto con la vida y depende y se produce en relación determinante con las condiciones históricas, políticas, económicas y sociales en que tiene lugar.

El aprendizaje es un proceso de interiorización de parte de la cultura universal.

Es una transformación cuantitativa y cualitativa en cada uno de los sujetos cognoscentes, es subjetivación de la realidad objetiva.

Aprender conduce a la producción personal; en condiciones socializadas; de conocimientos, habilidades y hábitos, valores, sentimientos gustos, ideales, aspiraciones, intereses, actitudes, conductas.

Bibliografía

1) Addine Fernández, Fátima, Ginoris Quesada, Oscar, Turcaz Millán, Juan. Didáctica General (material básico) Maestría en Educación (2006)

2) Adell, J. (1995): “La navegación hipertextual en el World- Wide Web: implicaciones para el diseño de materiales educativos”. http://www.uib.es/depart/gte/adell.html.

3) Adell, J. (1997): “Tendencias en educación, en la sociedad de las tecnologías de la información”. EDUTEC. Revista Electrónica de Tecnología Educativa, nº 7http://www.uib.es/depart/gte/revelec7.html.

4) Alfonso Cuba, I. Los medios de enseñanza y el modelo educativo virtual.

5) Álvarez Echevarria, M, Reinoso Cápiro C, Durán Gondar A, Fernández González A. Comunicación educativa.

6) Álvarez de Zayas, C. (1992): “La escuela en la vida”. Colección Educación y Desarrollo. La Habana, p. 170.

7) Area Moreira, M. Las nuevas tecnologías de la comunicación y la información en la educación. Web docente de Tecnología educativa. Universidad de la Laguna. 2002.

8) Ballesteros, R, Valdés, G, Álvarez, I y Hernández, A. (2005): “Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (tic) en la ejecución de prácticas de laboratorio virtuales y a distancia”. Universidad Central de Las Villas. XI Convención Internacional Informática 2005. La Habana, Cuba.

9) Bartolomé P, A. R. (1996): “Preparando para un nuevo modo de conocer” en Revista electrónica de tecnología educativa, No. 4 diciembre, 10p.

10) Bartolomé, Antonio. “Viroz, una experiencia de desarrollo multimedia interuniversitario”. Pixel-Bit. Enero 1997. España.

11) Cabero, J. (1996): “Nuevas tecnologías, comunicación y educación” en Revista electrónica de tecnología educativa, Palma de Mallorca, España. Num.1 Febrero. 10p.

12) Castellanos Simón, Doris y otros. “Aprender y enseñar en la escuela”. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. Página 24, 2002.

13) Cuba: Tecnologías de la Información y las Comunicaciones para todos La Habana, diciembre 2003.

14) De Castro Lázaro, Castro. Sistemas interactivos multimedia. Nuevas tecnologías de la Información y Comunicación para la educación. Ponencias del Congreso “Nuevas tecnologías de la Información y Comunicación para la educación”. 14 al 17 de diciembre de 1993. España. Ediciones ALFAR.

15) Informática, gestión del conocimiento y calidad en la educación superior. Revista Universitas 2000. Vol. 16. No.2 1992. Venezuela.

16) Klingberg, Lothar. “Introducción a la Didáctica General”. Editorial Pueblo y Education. 1978.

17) Silvestre Oramas, Margarita. Exigencias didácticas para dirigir un proceso de enseñanza aprendizaje desarrollador y educativo.

Mercedes Yanes Toledo

Licenciada en Educación (Español y Literatura), Universidad Pedagógica Félix Varela, Santa Clara, Villa Clara. Se desempeña como profesora de Español- Literatura en la Escuela Profesional de Arte Samuel Feijoo en Santa Clara.

Armando Mesa Castillo

Licenciado en Educación (Biología), Universidad Pedagógica Enrique José Varona, La Habana. Se desempeña como Metodólogo- Inspector de Estadística en Educación Provincial.

About these ads
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: