Home > Formación y Capacitación del talento humano, RRHH Blog > El administrador venezolano ante la resolución 439

El administrador venezolano ante la resolución 439

Ante la apertura que se manifestará en el 2005 con respecto a los acuerdos pactados por los países integrantes del Pacto Andino y debidamente señalado en la Resolución 439, los profesionales venezolanos enfrentaran competencias con respecto a los conocimientos, habilidades y destreza alcanzados en su formación profesional.

En el caso que nos concierne el del Administrador, éste deberá demostrar cómo sus conocimientos `podrán desenvolverse dentro de un pluriculturalismo que debe saber manejar a fin de no verse desplazado de su fuente de trabajo por profesionales de otros países que demuestren mejor formación.

De ahí la importancia de este tópico, de adentrase en su alcance, repercusión y en todo aquello que permita corregir en donde se encuentran las debilidades.

ALCANCE, REPERCUSIONES, ASPECTOS A SER CONSIDERADOS

Marianella Rondón cursante de la carera de Licenciatura de Administración de la Universidad de Carabobo, nos comenta en un foro realizado por la cátedra de Problemática de la Administración Venezolana, que el 11 de junio de 1998, la Comisión de la Comunidad Andina aprobó la Decisión 439, por medio de la cual se establece el marco general de principios y normas para la liberalización del comercio de servicios en la Comunidad Andina. Algunos elementos contenidos en la norma, son los siguientes:

En relación con su objetivo, la normativa se orienta, de una parte, hacia el establecimiento de un conjunto de principios y normas que conduzca a la liberación del comercio a través de la eliminación de las medidas restrictivas y con miras a la creación del Mercado Común Andino de Servicios y, de otra, al fortalecimiento y diversificación de la oferta de servicios y la armonización de las políticas nacionales sectoriales en aquellos aspectos que así lo requieran.

En cuanto a alcance y cobertura, la Decisión 439 se aplica al comercio de servicios entre los Países Miembros, en todos los sectores de servicios y en los cuatro modos de suministro. Como excepción se excluye de su aplicación a los servicios suministrados en ejercicio de facultades gubernamentales, la adquisición de servicios por parte de organismos gubernamentales o de entidades públicas de los Países Miembros y los servicios de transporte aéreo, cuya política de cielos abiertos se regula a través de una normativa particular.

Las medidas de carácter nacional o subnacional que adopte un País Miembro y que afecten el comercio de servicios están sujetas a los principios de Acceso a mercado (artículo 6), Trato nacional (artículo 8), Trato de nación más favorecida (artículo 7), Transparencia (artículo 9),

La Decisión 439 establece también el compromiso de consolidación del status quo, que impide a los Países Miembros incrementar el grado de disconformidad entre las medidas vigentes al 18 de junio de 1998 (fecha de entrada en vigor de la Decisión 439) y los compromisos de acceso al mercado y trato nacional.

En materia de excepciones, la Decisión 439 reconoce la adopción de medidas orientadas a proteger la moral o preservar el orden público; proteger la vida y la salud de las personas, los animales y los vegetales, etc. Tales medidas deben aplicarse de manera proporcionada en función del objetivo que persigan, no podrán tener fines proteccionistas en favor de servicios o prestadores de servicios nacionales, ni aplicarse de forma tal que constituyan un obstáculo innecesario al comercio subregional de servicios, ni un medio de discriminación en contra de servicios o prestadores de servicios de la Comunidad Andina, en relación con el trato otorgado a otros países, miembros o no de la Comunidad Andina.

El proceso de liberación registró un significativo avance con la aprobación de la Decisión 510 “Adopción del Inventario de Medidas Restrictivas del Comercio de Servicios”, suscrita el 31 de octubre del 2001. A su vez, las medidas contenidas en el inventario serán eliminadas de manera gradual y progresiva mediante la celebración de rondas anuales, hasta concluir el proceso en el año 2005.La normativa andina prevé la profundización de la liberación y la armonización de normas en actividades específicas para lo cual el artículo 15 dispone que sobre la base de estudios elaborados por la Secretaría General, la Comisión de la Comunidad Andina, cuando sea necesario reunida como Comisión Ampliada, adopte las Decisiones de carácter sectorial correspondientes.

También se prevé que los beneficios que resultaren de la aceleración y profundización acordada por dos o más Países Miembros para determinados sectores o subsectores de servicios, sean extendidos de manera inmediata e incondicional, al país que tenga dicho sector ya liberalizado y, mediante negociación, a los demás Países Miembros de la Comunidad Andina.

Tal como se establece en el Acuerdo de Cartagena, la Decisión 439 reconoce un trato especial en favor de Bolivia y Ecuador, que permite que en la negociación los dos países cuenten con plazos más largos y excepciones temporales en el cumplimiento de sus obligaciones.

En materia de origen, se dispone que para gozar de los beneficios de la liberalización se consideran subregionales los servicios suministrados por personas naturales con residencia permanente en cualquiera de los Países Miembros, por personas jurídicas constituidas, autorizadas o domiciliadas según la legislación nacional y que efectivamente realicen operaciones sustanciales en el territorio de cualquiera de los Países Miembros, o mediante suministro transfronterizo mediante la prestación directa desde el territorio de alguno de los Países Miembros por las anteriores.

El artículo 24 dispone la participación de la Secretaría General en la determinación del origen de un proveedor de servicios que presente dudas para un País Miembro. Los profesionales del Pacto Andino tendrán la facilidad de desplazarse por esos países y labora en el que consideren conveniente a sus intereses dentro de los aspectos legales que se deben cumplir.

Lo cierto, señala Marienella Rondón, que la debilidad que logro identificar ante esta resolución como estudiante activa de la escuela de administración de la Universidad de Carabobo, es que al liberar las fronteras en cuanto a la libre profesionalidad en los países de la comunidad Andina, se está incrementando el nivel de competitividad en el mercado laboral, y realmente siento que el perfil de nuestra escuela no se encuentra adaptado a las realidades políticas y económicas actuales, así como a las innovaciones tecnológicas características de una sociedad de conocimiento. Recomendaría hacer un estudio de los pensum y otros aspectos de las universidades que conforman la Comunidad Andina, a fin de verificar las diferencias de perfil y lograr englobar o clarificar el perfil ideal para cualquiera de estos países, dado que lo que se busca es la globalización y unificación de criterios para lograr unificar un mercado en condiciones equitativas. Es posible que muchos de nosotros no estemos preparados para incursionar en nuevos mercados laborales, dado que puede que ni siquiera nos encontremos preparados para enfrentar el propio.

Un administrador debe ser preparado para enfrentar todo tipo de dificultades y resolver todo tipo de problemas, de manera de garantizar un buen desenvolvimiento en épocas de crisis como la actual, y llevar a cabo con éxito cualquier tipo de desempeño, ya sea en su país o en el exterior.

La principal fortaleza de la resolución es la eliminación de límites en nuestro alcance como profesionales de la Administración, dado que se elimina una barrera entre países y nos encontramos en la total libertad de ejercer nuestra profesión en cualquiera de los países andinos con igualdad de deberes y derechos, lo cual indica que nuestro país avanza en los procesos de globalización y nosotros junto a el.

De esta manera, podríamos aprovechar de aprender de estos países, se podrían realizar intercambios entre universidades, o entre empresas que permitan el aprendizaje de aspectos de la carrera en condiciones y ambientes diferentes, que permitan hacer crecer nuestras competencias como administradores y ejercer una profesión con carácter internacional. Nuestro mundo tiende a la globalización de los mercados, y de igual manera los profesionales debemos encaminarnos en ese mismo fin, y ser capaces de gerenciar una empresa en nuestro país con gran facilidad y de igual manera hacerlo en otro, eliminando todo tipo de debilidad existente a través del constante estudio de las mismas.

 

Ing. Carlos Mora Vanegas

El Dr. Mora es Ingeniero – Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)

cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: