Home > Formación y Capacitación del talento humano, RRHH Blog > Formación de formadores. Una modalidad que crece: formadores internos

Formación de formadores. Una modalidad que crece: formadores internos

La optimización de la inversión en capacitación y la posibilidad de desarrollo de los mandos medios de la compañía son dos fundamentos centrales para justificar la necesidad de un proyecto de formadores internos. Del mismo modo, hay temáticas de la formación en las que los especialistas de contenido se encuentran dentro de las organizaciones empresariales.

Nuestra orientación y especialización en la temática nos permite brindar asesoramiento, desarrollar, implementar y monitorear Proyectos de Formación de Formadores. Esta modalidad es la que encontramos más adecuada para los momentos por los que transitan actualmente las organizaciones.

La optimización de la inversión en capacitación y la posibilidad de desarrollo de los mandos medios de la compañía son dos fundamentos centrales para justificar la necesidad de un proyecto de formadores internos. Del mismo modo, hay temáticas de la formación en las que los especialistas de contenido se encuentran dentro de las organizaciones empresariales.

Desde mi experiencia profesional he transitado por distintos proyectos de formación de formadores en general y, en esta modalidad en particular, en un inicio la tendencia fue formar a los especialistas de contenidos de las empresas (contadores, gerentes de local, compradores, etc.) en habilidades pedagógicas a través de talleres donde se trabajaban los conceptos básicos de la formación, dramatizaciones, etc.

Sin embargo en las charlas con compañeros de trabajo sentíamos que había algo en lo que nos equivocábamos. Teníamos la sensación de estar dando contenidos más vinculados a formar docentes que a trabajar algunos contenidos pedagógicos vinculados con la formación de trabajadores, especialistas de contenido en el marco del trabajo, donde su función primordial para la empresa no es su rol de formadores.

En este momento desarrollamos e implementamos Programas de Formadores Internos en diferentes organizaciones, y hemos encarado el proyecto desde una óptica más efectiva para la formación de formadores en el trabajo.

Nos proponemos como objetivos:

  • Constituir un equipo de Formadores Internos que intervengan en el diagnóstico, la implementación y el seguimiento de las acciones de formación en las que sean especialistas de contenido.
  • Acrecentar y consolidar el equipo de formadores a través de la incorporación de nuevos miembros y una formación pedagógica integral.

Para ello trabajamos en diferentes etapas:

– Selección: se incorporan los miembros para conformar el equipo de formadores internos a través de una convocatoria abierta dirigida a responsables de los locales

–mandos medios–, desde Recursos Humanos, y entrevistas individuales a cargo del equipo de capacitación, para cruzar con las competencias requeridas y confirmar la voluntad de ser miembro del proyecto.

– Jornadas de trabajo: las mismas tienen como objetivo formar a los integrantes del equipo a través de la ejecución de tareas requeridas por el rol, incluyendo:

  • Diseño de planes de clase
  • Análisis del apoyo de los distintos actores al proyecto
  • Definición de acciones de diagnóstico, evaluación y seguimiento

En este punto es donde creemos que nuestra perspectiva ha cambiado radicalmente: no nos centramos en los conceptos teóricos, sino que trabajamos con los instrumentos pedagógicos (manuales –diseñados de manera conjunta–, planes de clase) y los revisamos en pequeños grupos, y el conocimiento se construye en interrelación con la tarea. Esto permite mayor involucramiento de los formadores internos, ya que partimos de sus saberes y fortalezas y casi sin darse cuenta se apropian de los saberes pedagógicos.

– Jornadas de formación: tienen como objetivo trabajar sobre la brecha entre las competencias requeridas y las actuales de los formadores. Las temáticas son definidas por los formadores. Estas jornadas son posteriores a las jornadas de trabajo, generalmente a fin del año laboral, permitiendo transitar la práctica y desde allí analizar las oportunidades de mejora y trabajar sobre ellas.

– Acciones de apoyo y seguimiento: las mismas están compuestas por las observaciones, por parte del equipo de capacitación, de acciones de formación, a cargo de los formadores internos, con el fin de brindarles un feedback de su desempeño y como insumo para el diseño de las Jornadas de Formación.

También se incluyen entrevistas con los formadores que desean desvincularse del proyecto. Las mismas nos dan información para diseñar estrategias de retención de formadores y ajustes del proyecto.

 

Bibiana Sandra Misischia

Licenciada en Ciencias de la Educación (UBA), con especialización en Formación de Adultos a través de la Maestría en Formación de Formadores (UBA). Paralelamente a la investigación y la docencia universitaria, se desempeñó en diversas empresas en las áreas de Selección, Comunicación, Capacitación y Desarrollo. Ha desarrollado una extensa y reconocida trayectoria en el diseño de materiales, programas y actividades de formación en salas y out-door, en las modalidades presencial y a distancia, y en el dictado de cursos en grandes empresas y en PYMES en la Argentina y otros países de la región. Es Directora de Tahueln, una consultora especializada en Formación y Procesos Organizacionales.

bmisischiaarrobaciudad.com.ar

wicriserarrobaciudad.com.ar

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: