Home > Motivación de los RRHH, RRHH Blog > Cuando los años pasan

Cuando los años pasan

Los seres humanos, por lo menos la gran mayoría vivimos tan apegados al plano material que es muy común que el plano espiritual lo olvidemos, afortunadamente, en la época actual existen jóvenes entre los 18 y 20 años que van despertando su conciencia mas temprano que muchos de nosotros, no es casual, la liberación material esta iniciando y junto con ella la autorrealización, pero, que es la autorrealización, si no la respuesta interna, muy profunda que se contesta a las múltiples preguntas del individuo tendiente al cambio honesto, de sencillez y de humildad, ese que con tanto regocijo llega a casa, cansado del trabajo diario y pide tan solo una taza de rico café o té para relajarse, meditar y reflexionar sobre lo que paso hoy en el trabajo; ese que ya comúnmente sale y pasea con la familia, aún cuando su juventud le dice que debe ir a la fiesta, a pasear con otras chicas, tomar vino o ingerir drogas.

Afortunadamente el cambio de las nuevas generaciones, la nueva era, diría yo comienzan con el pie derecho, desafortunadamente van de paso, pero en un rápido movimiento de cabeza dejan a otras generaciones grandes experiencias y cambios de actitud y de aptitud.

Recuerdo bien que las grandes generaciones de inicio del siglo XX su existencia era entre los 70 y 110 años aproximadamente, aun en la actualidad existen algunos del siglo pasado que cuentan con mas de 90 años, firmes y relajados aún.

Muchos de ellos, incluso han llegado a ser intervenidos quirúrgicamente de la próstata y otras operaciones peligrosas y han salido con bien, muchos otros hay que incluso se irán enteritos, como dice mi Padre.

Y digo que van de paso, por que las generaciones de mediados del siglo pasado si acaso duramos 50 será mucho y suficiente para encontrar esa autorrealización tan buscada, solo por algunos, aclaro, por que muchos hay que aun no saben que es y como se digiere.

Pero las generaciones actuales, es decir las de fines del siglo pasado hasta las de inicio del presente, no sabemos a ciencia cierta cuanto han de durar, pero por lo que se ve duraran muy poco, pero eso si, muy sabias, expertas, ingeniosas, estudiosas, tecnológicas y abiertas, innovadoras y dedicadas, aunque también con muchas deficiencias muchos de ellos.

Mientras todo esto se cocina, lo que es muy importante recordar, es que sea lo que fuere, pase lo que pase y venga lo que venga es importante optimizar el comportamiento humano, hay muchas cosas que aprender de los jóvenes, un día dije “Gracias a Dios que soy joven, pero mas gracias le doy por que se que esa juventud se ha de convertir en exquisita madurez y entonces los errores irán disminuyendo, poco a poco, paso a paso”.

Sin embargo, es importante reconocer que la vida no la tenemos comprada, de hecho, ni nuestra es, no nos corresponde, ahora la tenemos, ahora ya no la contamos, así es de sencillo, así es de simple.

Lo que es verdad es que nos espera una vejez irreversible y triste, triste si nosotros desde ahora lo permitimos.

Conozco a un joven amigo de hace 20 años, le pondremos por nombre Leonel, comenzare diciéndoles que hace 20 éramos unos jóvenes inquietos, felices, nada nos preocupaba, ni el pasado y mucho menos el futuro, siempre le dije que había que comenzar a hacer algo por superarnos, nunca me hizo caso, el tiempo paso y después de algunos años, me hice de mi primer negocio, una agencia publicitaria que después le dio paso a una Agencia de Viajes muy importante en la ciudad, desafortunadamente duro muy poco, ahora comprendo que fue mejor así, por que, como dice Alex Dey, tanto éxito a tan temprana edad, es peligroso.

Me he inclinado mas por ayudar a los demás y desde luego a mi mismo, que solo a vivir por mi, de hecho vivo para los demás, eso, es verdad.

Deje de verlos por transcurso de unos 10 años, sus hijos crecieron, los míos también, hoy el tiene un hijo de 19, una de 16, una de 14 y una, la ultima de 5 años.

Las mías, (tres mujercitas encantadoras que me concedió mi Dios), Yamileth de 15, Yahandi de 9 y Yanira de 1 y medio, el tiempo ha pasado a mi se me dio la oportunidad de tener un buen trabajo, buenas ganancias, buenas ideas, buenas hijas, una maravillosa esposa, algunas propiedades, mi auto y el anhelo tan grande de vivir para ayudar a los que lo necesitan más.

Leonel, por el contrario ha sufrido accidentes, ha sido un holgazán, siempre lo fue, nunca quiso hacerme caso, sigue viviendo de su “negocito”, vendiendo camotes, con un carrito hecho de la mitad de un tambo para petróleo, su hijo mayor vive en los Estados Unidos, le envía dinero; su hijita mayor vive en el albergue tutelar para menores que él a esa misma edad visito hace muchos años, la niña que le sigue trabaja arduamente por que hace poco mas de un año vivió con un hombre mayor aun que el mismo Leonel, y la mas pequeña, con esos ejemplos, ¿que le depara el destino?.
Hoy he sabido que tiene mi querido amigo una gran concha, espera a que le envíen
dinero de los Estados Unidos, y que su hija que trabaja compre lo necesario en la casa, mientras que la madre de los chicos tampoco se ha esmerado nunca por darles una educación, una orientación o un regaño.

Yo pregunto ahora como se los he preguntado a ellos, que te depara el destino querido amigo, que será de ti cuando comiences con los achaques de viejo y que tus hijos hagan una vida propia y que recordando cuanto los has dañado te hagan a un lado, por que realmente no has merecido siquiera que te llamen padre, por que además, tampoco lo hacen como se debe.

Lo peor de todo es que ni siquiera vicioso es, simplemente es un holgazán.

Un día le dije, “Mira hace muchos años un buen anciano llega a la casa de su único hijo varón al que no veía desde hacia un buen tiempo, toca la puerta y le dice hijo que gusto verte y que bueno que estas en casa, ¡Papá! le dice el hombre aquél, asombrado, ¿que haces aquí?, Bueno, hijo, pues resulta que me han quitado la casa y sabes no tengo donde quedarme, yo quisiera que me permitieras pasar la noche aquí en tu casa, el grosero aquél ni siquiera lo invito a pasar a su casa.

Mientras esto pasaba el hijo de aquél hombre escuchaba atento lo que el abuelo a quien nunca había visto, decía y se acomodo en los escalones de la casa sin que nadie notara su presencia.

Mira papá no me lo tomes a mal pero no puedes quedarte en mi casa tu sabes como es Juana, mi mujer y además tengo mis hijos y, tú sabes, ellos necesitan privacidad y. no, no puedo, perdóname papa, será mejor que te vayas.

Hijo, por favor, aunque solo sea esta noche, lloverá y no tengo donde
quedarme. Esta bien papá, solo esta noche, y llamando a su hijo le dice, mira hijo el es tu abuelo, tráele una cobija que esta noche se quedara con nosotros, pero en el traspatio.

El hijo corre obedeciendo la orden de su padre, pero han transcurrido algunos minutos y le apresuran para que haga lo que se le ordenó. Pues que tanto hacías que no bajabas? Y.

la cobija?, -aquí esta papá,- pero por que la has partido en dos muchacho grosero?,- veras papá, esta mitad es para el abuelo a quien no tenia el gusto de conocer y que ni siquiera me has presentado, y esta otra mitad es para ti, para que cuando tu seas un anciano igual que el y me pidas lo mismo te la guardare en el desván para cuando llegue ese momento, “papá”.

Es importante que nos demos cuenta que si vivimos en este maravilloso mundo donde bien “Vale la pena vivir”, por los momentos maravillosos que a veces acontecen en nuestras vidas, nos demos cuenta que no tenemos nuestra vida comprada, nada es para siempre, nada es eterno, solo él, Dios, si el creo el cielo y la tierra en siete días, imaginen entonces, cuantas veces lo ha destruido y lo ha vuelto a hacer?.

Es necesario que nos demos cuenta que en la vida estamos para servir y no para servirnos de los demás.

Un día cuando me sentí incomprendido, pude recordar las sabias palabras de un santo maestro, “No estamos aquí para ser comprendidos, si no para comprender a los demás”.

Comprenden entonces por que es tan importante que todos nos relajemos en armonía, como una misma familia.

 

J. Manuel Equihua Estrella

Conferencista, Escritor y periodista Michoacano, autor de dos libros poéticos “Viajeros en el tiempo” y “Mi regreso”, Director de la Fundación “Formando Gente, A.C.” organización dedicada a dar conferencias y talleres de autoayuda a la juventud mexicana, a padres e hijos de familia en las escuelas, primarias, secundarias, preparatorias y de nivel medio y superior, con temas sobre Superación personal, Autoestima, Motivación, Valores, Desarrollo humano y Orientación Vocacional para jóvenes de tercer grado de secundaria

fufgentearrobahotmail.com

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: