Home > Motivación de los RRHH, RRHH Blog > ¿Obligación o motivación?

¿Obligación o motivación?

¿Cómo hace para que sus empleados logren resultados? Es toda una pregunta, ¿no es así? Y sus variaciones: ¿cómo hace para que sus empleados logren más? ¿y mejor?, ¿o que tengan una mejor actitud?

La cuestión es movilizar a las personas, influenciarlas. Pero… ¿cómo hace para que las personas cambien sus pensamientos, creencias y acciones?

Como empleador o líder de una empresa, estamos generalmente auto-motivados y no necesitamos que nos digan lo que hay que hacer muy a menudo. Esto es muy bueno, sin embargo, puede volverse en contra nuestro cuando lideramos ya que esperamos que los demás hagan lo mismo… y cuando no lo hacen nos sentimos frustrados. Así es que -tantas veces- nos encontramos diciendo: “¿Cómo hago para que se muevan?”

La mayoría de nosotros, tendríamos la tendencia natural de responder “Bueno, ¿pero para qué les pago?” Caemos siempre en la creencia de que les pagamos un salario para dar todo, para que se desempeñen al más alto nivel y para que, además, lo hagan con una sonrisa! Básicamente, caemos en el paradigma de la OBLIGACIÓN. Están obligados a seguirnos, a hacer el trabajo, porque les pagamos. Antes de continuar, aclaremos que este hecho es totalmente cierto… sólo que no funciona! La obligación raramente funciona como motivador. Y, aún cuando logra que las personas actúen, hace que el espíritu sea dejado de lado. Y, al fin de cuentas, es nuestro espíritu el que controla nuestras acciones…

Permítame mostrarle una mejor manera:

Mejor que la obligación es la MOTIVACIÓN. Sí, al pagarles están obligados hacia usted, pero lo que realmente les moviliza y les hace tener una actitud positiva es la motivación. ¡Motive a su personal! No caiga nunca más en “…porque soy tu jefe y te digo de hacerlo”. En lugar de esto, ayúdeles a motivarse. He aquí algunas ideas:

Primero, observemos que la raíz de la palabra motivación proviene de MOTIVO. De a las personas un MOTIVO para actuar. Enséñesle y comuníquese con ellas, una y otra vez. Apele a sus deseos más profundos, demuéstreles por qué es bueno para ellos cambiar o actuar… déles un motivo!

Segundo, recompense a su personal por un trabajo bien hecho. “Pero, si les pago un salario. ¡Esa es su recompensa!” Esta en lo correcto. Pero también estará en lo correcto cuando cuelgue el cartel de “cerrado” en la puerta de su empresa. Un gran principio del management dice “lo que se recompensa se hace”… y es verdad! ¿Desea resultados? ¡Motívelos con una recompensa!

Tercero, mejore su relación con sus empleados. Los títulos y posiciones nos llevan a la obligación. Las relaciones a la motivación. Una persona que sirve a un frío y distante jefe se sentirá obligada. Una persona con una buena relación con su jefe se sentirá motivada.

Por último, cree una atmósfera motivadora en su lugar de trabajo. Usted puede motivar a las personas cambiando su ambiente, de la misma manera que puede hacerlo motivándoles directamente uno a uno.

El Desarrollo Organizacional de su empresa está estrechamente ligado a su desarrollo personal, su capacidad de liderazgo, su creatividad y al conocimiento de importantes herramientas para administrar sus recursos.

 

Club de La Efectividad

Por: ClubdelaEfectividad  Desarrollo personal, liderazgo y efectividadhttp://www.efectividad.net

Advertisements
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: