Home > Motivación de los RRHH, RRHH Blog > Hacer carrera en una compañía

Hacer carrera en una compañía

La promoción interna es un factor motivante en una compañía. Propender porque no se convierta en todo lo contrario, es la tarea que deben desarrollar los promotores de dicha política.

Mirar siempre más alto, más arriba, ese es el ideal que debemos tener todos en nuestra vida. No conformarnos con lo que tenemos sino buscar mejorar y luchar por alcanzar nuestros más grandes propósitos y anhelos, es sin duda una de las tareas más importantes que debemos realizar. En una organización, la promoción es uno de los incentivos más grandes que se le puede dar a un empleado, claro está, si esto se consigue por méritos, nada más.

En muchas empresas, existen individuos que se postulan a cargos dentro de la misma organización, si existe una vacante para determinada labor. Dichas personas ven en esa posible promoción, un camino para salir adelante y crecer tanto personal como profesionalmente. Los jefes, por tal razón, deben evaluar muy bien los pros y contras que esta situación pueda generar.

El que una empresa tenga unas políticas de promoción internas bien definidas, genera en los empleados un alto grado de motivación, ya que se esforzarán por conseguir esos cargos deseados y, además, el ambiente laboral mejorará al sentir los trabajadores que la compañía los tiene en cuenta para que sigan creciendo junto con ella y alcanzar objetivos mutuamente.

Si embargo, existen detalles que no deben olvidarse y que pueden generar en vez de motivación, gran frustración. Por ejemplo, el que un empleado no consiga el ascenso deseado puede derivar en él un resentimiento hacia la organización y una desmotivación que nada bueno le traerá a él ni a la compañía.

Además, las personas encargadas de evaluar las aptitudes de los candidatos a una vacante, no deben dejarse llevar por la parcialidad si dentro de los opcionados se encuentran individuos de la compañía, que están buscando una excelente oportunidad para salir adelante. Por esto, la promoción interna es un tema que debe ser tratado con mucho cuidado y bastante objetividad.

Se ha dicho que la gran mayoría de individuos que ha ganado un puesto en una compañía, para trabajar en altos niveles, han surgido de niveles medios de la misma. Esto sugiere que ha existido un afán por  capacitar y entrenar a los mejores prospectos, pensando a futuro, mirando siempre adelante y procurando que las posibles vacantes que surjan, sean llenadas por personas capaces y conocidas.

Buscar el beneficio de la compañía y de los empleados de la misma, contando con personal conocido y capacitado, es lo que se quiere con la promoción interna.

Siempre que se quiera buscar personal para determinado cargo es importante cumplir con los requisitos exigidos para el mismo. Por ejemplo, en las promociones internas, las evaluaciones de desempeño son importantes para determinar las aptitudes y los logros que los empleados han alcanzado a lo largo de su trayectoria en la compañía.

Cuando un trabajador esté pensando en postularse para un cargo dentro de la misma empresa, su inmediato superior debe convertirse en su mejor consejero. Es él quien tiene que guiar y orientar a su “pupilo” ayudándole a determinar lo bueno y lo malo de su aspiración. Muchas veces del afán no queda sino el cansancio, y un buen jefe debe hacérselo saber a su dirigido para que no se convierta su sueño en una pesadilla.

La imparcialidad siempre debe existir cuando se está evaluando a un candidato “de la casa”. Es difícil ser objetivos cuando se conoce al postulante, por tal razón, estos individuos deben ser evaluados por personas con las cuales no hayan tenido mucho contacto dentro de la organización para tener unos resultados más justos y equitativos.

Cuando un trabajador no consigue su ansiado ascenso, la frustración se puede apoderar de él. Por eso es importante que la comunicación de ésta decisión sea lo más clara y positiva para que el candidato no se sienta descalificado ni desanimado, sino todo lo contrario, deseoso de mejorar cada día para alcanzar en un futuro no muy lejano la meta que no pudo coronar en el momento.

Buena o mala, la política de ascensos interna en una compañía debe ser manejada muy cuidadosamente. Lo importante es estar seguros que la persona que se ha elegida ya sea trabajador de la empresa o no, responderá al compromiso que se le exige y colaborará para que los objetivos y metas de una organización sean cumplidos a cabalidad.

 

Oscar Javier Salinas

osjasayaarrobagestiopolis.com

Advertisements
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: