Home > Administración de RRHH, RRHH Blog > Subvenciones para Formación Continua

Subvenciones para Formación Continua

Por Ana María Gómez

Es muy importante que las empresas consideren la formación de sus trabajadores como una inversión de futuro, no como un gasto, ya que esta es la única forma de ganar y mejorar en lo que a competitividad se refiere. Además, mediante esta inversión logramos implicar más a los trabajadores.

Es por ello que la Orden TAS/500/2004 de 13 de febrero, vino a establecer el sistema de cofinanciación entre el estado y la empresa privada. Veamos de que se trata.

Objetivo

El objetivo de esta medida es cofinanciar un porcentaje de la formación de las empresas en función del número de trabajadores, excepto las empresas de entre uno y cinco trabajadores asalariados (que cuentan con un crédito fijo de 420 €).

La cofinanciación se produce mediante bonificaciones en las cuotas de seguridad social una vez realizada la formación objeto de la subvención.

Concepto de formación y modalidades

Se entiende a los efectos de esta Orden como acción formativa, la dirigida a la adquisición de competencias profesionales en grupos pedagógicos comunes a todos los participantes. Los cursos de formación podrán ser presenciales, a distancia, teleformación o mixtas. En cualquier caso, si la acción formativa se realiza mediante formación a distancia, esta deberá contar con el material didáctico sistematizado y asistencia tutorial.

Al finalizar el curso el trabajador debe recibir un certificado donde se hagan constar: la denominación del curso, los contenidos formativos y las horas o días de formación recibidas.

Determinación del crédito para formación continua

El crédito anual de que disponen las empresas para cofinanciar las acciones formativas, será el resultado de aplicar un porcentaje que establece la Ley anual de Presupuestos Generales del Estado en función del tamaño de las empresas, sobre la cantidad total ingresada por la empresa en concepto de cuota de formación profesional durante el año natural anterior al que se realice la formación.

– empresas de uno a cinco trabajadores: bonificación fija por empresa de 420€
– empresas de entre 6 y 9 trabajadores: 100%
– empresas de entre 10 y 49 trabajadores: 75%
– empresas de entre 50 y 249 trabajadores: 60%
– empresas de más de 250 trabajadores: 50%

El Real Decreto Ley 7/2005 de 22 de abril por el que se modifica la Ley 2/2004 de 27 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2005, en materia de financiación de la formación continua, establece los siguientes porcentajes (respetando siempre el límite máximo por trabajador especificado más adelante):

– Para las empresas de 1 a 5 trabajadores: el crédito será de 420€
– Para las empresas con plantilla superior a 5 trabajadores el crédito será el resultado de multiplicar el número de trabajadores incorporados a la empresa, por la bonificación media por trabajador que anualmente establezca la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Actualmente, los límites son los que aparecen en esta tabla:

Parte de la formación objeto de la bonificación

El coste de la formación, a grandes rasgos, está formado por la retribución de los formadores, gastos de material didáctico, coste de la comunicación entre trabajador/formador en los casos de formación a distancia, retribución de los trabajadores que realizan la formación…

De todos ellos, el coste del personal en horas de formación no es bonificable, siendo este coste parte del coste que debe asumir la empresa. Por lo tanto tenemos que la fórmula del coste bonificable es la siguiente:

Coste máximo bonificable = Módulo económico X nº de horas de formación X nº de participantes.

Todo ello, teniendo siempre en cuenta los límites establecidos anteriormente para la bonificación.

Teniendo en cuenta todo lo expuesto, debemos tener presente que, formar a nuestros trabajadores, no tiene porque suponer un coste demasiado elevado para nuestra empresa. Por lo tanto, podemos y debemos hacer un pequeño esfuerzo para que, cada vez más, nuestro personal esté más y mejor formado porque, a parte de los beneficios directos que podemos obtener (por ejemplo ganar en calidad a nuestra competencia), nos encontramos con una gran diversidad de beneficios indirectos (personal más identificado con la empresa, más motivado, y más autorrealizado).

Muchas empresas (sobretodo PYMES), desconocen estas subvenciones. Por ello, un gran número de ellas, está haciendo frente al 100% de los costes de formación de sus trabajadores. Otras, la mayoría, no ofrece formación a sus trabajadores por miedo al coste que esta formación puede suponerles.

Desde aquí, y con base en este artículo, les animo a informarse en nuestras oficinas, de todos los detalles de esta O.M. TAS/500/2004, para que puedan plantear a sus trabajadores un nuevo reto: preparar su futuro con una buena preparación.

Ana María Gómez, abogada – Ibañez & Almenara Asesores Tributarios

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: